¿Vale todo en la publicidad?

Publicidad de mal gusto

La publicidad de mal gusto ha existido desde siempre, anuncios subidos de tono, sexistas, homófobos, publicidad que puede inducir a un trato vejatorio, o degradación de la competencia, son algunos ejemplos de cómo un instrumento que llega a millones de personas puede ser mal utilizado. En referencia a este último caso, podemos hablar de una serie de vídeos que Microsoft lanzó recientemente como respuesta a la presentación de los nuevos modelos de iPhone, iPhone 5s e iPhone 5c.

La campaña publicitaria de Microsoft consistía  en mostrar las “reuniones” que Apple podría haber tenido mientras desarrollaba los nuevos modelos de su marca. En ellas dos personas bromean sobre las nuevas características de iPhone con Tim, que representaría al actual CEO de Apple. Sin embargo en los vídeos cuando se hablan de otros aspectos del móvil que no tienen nada que ver con el diseño, aparece una persona cuyo aspecto se asemeja al de Steve Jobs, cofundador de la empresa fallecido en 2011 tras una grave enfermedad.

Tras los comentarios negativos que Microsoft recibió con esta publicidad, los vídeos fueron retirados inmediatamente de su canal de YouTube. La empresa finalmente pidió disculpas de esta manera:

 “Nuestra intención con el vídeo era criticar de forma graciosa a nuestros amigos de Cupertino, pero estaba fuera de lugar y hemos decidido eliminarlo”… ¿Te parece suficiente?

Microsoft con su nueva campaña de publicidad en la que ridiculiza los nuevos modelos de iPhone se pasa de la raya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *